El origen al acero inoxidable

911 99 00 20
El origen al acero inoxidable

Las barandillas de acero inoxidable en Madrid centro no existirían sin este preciado metal. Desde el siglo XIX no fueron pocos los intentos de encontrar un metal que no se oxidara. Sin embargo, pese a fallos y resultados no muy convincentes, en los albores del siglo XX por fin fue descubierto oficialmente. Si quieres saber cómo, no dejes de leer.

A la humanidad siempre le ha interesado contar con un metal que no se oxide. Sus posibilidades serían enormes y desde mediados del siglo XIX había indicios que apuntaban a una aleación del acero con el cromo. Incluso antes, en 1821 Pierre Berthier fue consciente de que esta aleación resistía la corrosión mejor que otras. Sin embargo, en aquellos momentos la producción era demasiado costosa para que resultara rentable a gran escala.

Pero probablemente las barandillas de acero inoxidable en Madrid centro le deban su composición a Harry Brearley. Este inglés trabajaba en distintas aleaciones de acero en 1913 con la finalidad de mejorar los cañones de las pistolas. Curiosamente, algunas de las muestras se le olvidaron y, tras unos meses de fracasos, recuperó las muestras olvidadas para contemplar como una de ellas había resistido a la corrosión.

La muestra de acero estaba compuesta por un 0,24 % de carbono y un 12,8 % de cromo. Hoy día está considera como la primera muestra de acero inoxidable. Sin embargo, al igual que Brearley otros investigadores habían llegado a la misma conclusión en la misma década.

De esta manera, diversos estudiosos independientemente llegaron a conclusiones similares, por lo que hoy día existen diversas aleaciones de acero inoxidable, las cuales forman familias. Sorprendente, ¿no crees?

La historia siempre depara este tipo de sorpresas y desde Técnicas Del Metal Joal te animamos a contactarnos. Somos expertos en cerramientos y cerrajería en general. La calidad y el buen hacer son nuestros avales. Contáctanos.